Cuatro usos que le puedes dar a un viejo teléfono que ya no utilizas
07/05/2018
Cómo usar PhotoScan de Google para escanear tus fotos antiguas
14/05/2018

Cómo hacer más seguras tus cuentas de email

Que hoy en día te roben el correo electrónico es casi como si te atracan por la calle. Y no estamos exagerando. Nuestro e-mail da acceso a multitud de servicios, algunos tan importantes como aquellas tiendas virtuales donde tenemos registrado el correo. Por esta razón, es vital contar con la máxima protección a la hora de crear una cuenta y posteriormente usarla en otros servicios. Hoy te traemos cinco trucos para cómo hacer más seguras tus cuentas de email.

Contraseña

El punto clave de toda cuenta de correo electrónico: la contraseña. Cuanto más compleja sea, más difícil será acceder. Cuando las compañías de seguridad realizan los estudios anuales, la estadística nunca miente: la contraseña más repetida por los usuarios suele ser “123456”. No caigas en esto, por favor. Usa mayúsculas y minúsculas combinadas con números. Así mismo, evita poner la fecha de nacimiento.

No dejes el correo en cualquier lado

El segundo consejo es tan simple como que no vayas dejando tu correo personal en redes sociales, foros o páginas webs. Sólo facilítaselo a gente de confianza o con quien te gustaría contactar. Por lo general, existen programas de rastreo de correos electrónicos, es decir, herramientas que rastrean todo en busca de direcciones. Piensa que cuanta más gente sepa tu cuenta de mail, más posibilidades hay de que alguien intente acceder para robártela.

Desactiva la lectura en HTML

Es un consejo que dan los expertos de seguridad: si no vas a usar la lectura en HTML, lo mejor es desactivarla o evitarla. Este formato se puede utilizar de manera nociva para introducir malware en nuestra cuenta de correo electrónico. Una vez llegue ahí, si pinchamos en el enlace equivocado… pues nuestro PC también se infectará.

Desconfía de lo que parezca raro

Ya lo hemos mencionado en el punto anterior, pero es importante dedicarle un punto en exclusiva: vigila bien quién es el remitente del correo electrónico. Si por algo se caracterizan las páginas de phising y malware en general es por realizar grandes imitaciones de los portales oficiales. Puedes creer que un banco, tu compañía de seguro o incluso tu operadora quieren contactar contigo, pinchas en el enlace… y sorpresa, todo es falso.
Consulta bien todas y cada una de las palabras que aparecen en el mail en cuestión. De igual manera, no pierdas de vista si te solicitan información personal, ya que suele ser un elemento delatador.

Y los adjuntos

Si cuidado debes tener a la hora de ver quién es el remitente de un correo electrónico, más atención debes prestar a todos los documentos adjuntos que tenga ese mail. Siempre se suelen adjuntar archivos nocivos para infectar el sistema precisamente. Por esta razón, nuestro consejo es que no descargues absolutamente nada, salvo que tengas la certeza rotunda de que no existe ningún riesgo.
Así mismo, recuerda que también puedes pasarle el antivirus al archivo descargado.

Área ClientesCorreo WEB