Cómo calibrar la batería de tu teléfono Android (y por qué es importante hacerlo)
06/04/2018
Usuarios zombis: el falso negocio de las redes sociales
10/04/2018

Razones por las que tu teléfono se carga despacio

Si eres de los que utiliza con asiduidad el teléfono móvil, seguro que estás al tanto de todos los cambios que experimenta el dispositivo. Hablamos de si la capacidad de almacenamiento fluctúa; si la cámara que posee empieza a fallar; o si de la batería ya no rinde como antes. Si te ocurre esto último en concreto, puede que sea por varios motivos, así que aquí van cinco razones por las que tu teléfono se carga despacio.

El puerto de entrada está mal

Esto es un clasicazo dentro de los errores a la hora de cargar la batería: el puerto de entrada para el cable está dañado. Conforme pasan los años, los smartphones se desgastan en todas las parcelas, desde el diseño hasta los componentes pasando por los puertos de conexión. El de la batería suele ser el que primero falle de todos, ya que es el que más se usa debido al constante poner y quitar al que se somete.
Fíjate bien si cuando conectas el cable el sistema operativo te devuelve el aviso de que se está cargando. Si no es así, ahí tienes un problema.

Cables defectuosos o no originales

Las compañías no se cansan de advertir, una y otra vez, que mucho cuidado con los cables que se compran que no son oficiales. Si provienen de una marca reputada en accesorios no hay problema alguno, pero el percance puede ocurrir si se compra un cable o periférico de dudosa procedencia.
Tu smartphone puede que no se esté cargando adecuadamente debido a que el cable tiene menos potencia que la estipulada, que venga defectuoso o que simplemente no lo acepta el sistema operativo. Si tienes uno oficial y funciona, pero el que has comprado nuevo para ahorrar unos euros resulta que no lo hace, quizás ya tengas la solución…

Apps en segundo plano

Puede que tu batería se agote muy rápido debido a todos los procesos que tienes abierto en segundo plano. Cuando inicias Twitter, Google Chrome, Instagram, Facebook, etc., es bastante común que todas estas herramientas se dejen atrás minimizadas y no nos demos cuenta de ello. ¿Problema? Pues que están consumiendo batería, claro.
Así que ya sabes: ve cerrando todo aquello que vas abriendo. Puede parecer lógico, pero a todos se nos pasa, de verdad.

Calibrar la batería

Este es un fallo bastante común que tiene solución. De repente tu batería tiene un 47% del total y salta hasta el 15%. ¿Por qué sucede? Esto se debe a que el dispositivo no está calibrado con la batería. De esta manera, el sistema operativo muestra un valor, pero en realidad el que tiene la propia batería es otro diferente, lo que genera incoherencias entre periférico y teléfono.
Calibrar la batería es muy sencillo, así que pásate por este tutorial donde explicamos paso a paso cómo hacerlo (eso sí, prepara un día entero casi sin usar el móvil).

Adiós para siempre

La quinta razón es tan simple como que la batería puede estar muriendo. Todos los dispositivos tienen ciclos de carga y descarga, y puede que el tuyo ya esté llegando a su final. Si es así, tienes dos soluciones: o compras una batería nueva y la cambias, o directamente dejas que llegue hasta el final para hacerte con otro teléfono. Por lo general, una batería puede durar en buen estado y con un uso habitual unos cuatro años, es decir, un periodo idóneo para cambiar de smartphone.

Área ClientesCorreo WEB